martes, 11 de marzo de 2014

Biografía, Wayne W. Dyer




El doctor Wayne W. Dyer cariñosamente llamado el "padre de la motivación" por sus fans, es uno de los más respetados en el campo del auto-empoderamiento.
Nació el 10 de marzo de 1940 en Detroit, Michigan. Su infancia transcurrió en orfanatos y hogares de acogida, y ha superado muchos obstáculos para hacer sus sueños realidad. 
Hoy pasa gran parte de su tiempo mostrando a otros cómo hacer lo mismo.
Vive en Maui, Hawaii. Ha estado casado tres veces y tiene ocho hijos, siete de ellos con su tercer mujer y una con la primera. 
Dyer es psicoterapeuta y tiene doctorado en psicología por la universidad del estado de Wayne y de la Universidad de Michigan, y ha enseñado a muchos niveles, desde preparatoria hasta universidad. Es co-autor de tres libros de texto, colabora con muchos periódicos y da conferencias en todo el territorio estadounidense. Aparece regularmente en programas de TV y radio.

Su inspiración fue la rama de la llamada Psicología humanista, y en concreto, Abraham Maslow. Esta pretendía ser el 4º paradigma, después del Psicoanálisis, la Psicología conductista y la Psicología cognitiva. En sus primeros libros, esta influencia se muestra en su creencia en las posibilidades de desarrollo de la persona más allá de "la normalidad", para llegar a desarrollar todas nuestras potencialidades como seres humanos (persona "sin límites"), en lugar de centrarse en tratar la enfermedad o el trastorno para situarse en la normalidad, como hacen las otras teorías psicológicas.
Sus libros “Manifieste su destino” y “Tus Zonas Erróneas”, han sido bestsellers y todavía siguen siendo leídos hoy en día. Dyer ha enseñado a muchos niveles, desde la educación secundaria hasta pasando por el hospital universitario de la universidad Cornell, y ha sido profesor de psicología del asesoramiento en la Universidad de Nueva York. 
En 2009 anunció que tiene leucemia linfocítica crónica. 

Desde hace más de dos años a Wayne Dyer, autor de fama internacional y orador motivacional, se le dijo que tenía cáncer. LLC - Leucemia linfocítica crónica, que es un cáncer de los glóbulos blancos de la sangre. No hay cura para este tipo de cáncer y su tratamiento no se recomienda para las primeras etapas, que básicamente consisten en un "esperar y ver".
Aquellos de ustedes que conocen un poco acerca del Dr. Dyer saben que no es un candidato probable para el cáncer. Ejercita por lo menos dos horas al día (incluyendo yoga, senderismo, natación en el mar y caminar), medita todos los días, cuida su alimentación, y en los últimos años ha alcanzado niveles elevados de conciencia. Entonces, ¿cómo es que tiene cáncer?

"Mi primera reacción fue, es mejor que vuelva a comprobarlo porque yo no he podido crear una leucemia". ..dice el Dr Dyer-
Después del shock inicial, lo estuvo tratando como a todos los demás reveces en su vida. Se cree que cada gran avance espiritual en la vida es precedida por algún tipo de caída o de lucha.Los momentos bajos nos proporcionan energía y una nueva perspectiva para impulsarnos a un lugar más alto. Es esta creencia fundamental la que le ayudó a moverse rápidamente a un estado de aceptación, libre de la reacción normal de la ira, la frustración y el cuestionamiento de - "¿Por qué me está pasando esto a mí? 
El Dr. Dyer dice que él nunca usa palabras como lucha o ataque porque la lucha nos debilita.
Tiene fe en que, en algún nivel, el cáncer es una respuesta de curación del cuerpo. En ciertos casos, el cuerpo puede necesitarlo para curarse en un plano profundo emocional o energético.
En su caso, se le ha dicho que la curación se relaciona con un profundo trauma psicológico experimentado como resultado de sentir que ha fracasado en las relaciones en su vida. Él admite libremente haber experimentado muchas relaciones difíciles en su vida, con su madre y su padre que lo abandonó y con sus tres ex esposas. Afirma que él estaba en una frecuencia de vibración semejante a la de su cáncer, y sospecha que estas experiencias difíciles pueden haber tenido alguna influencia en el mismo. Afortunadamente, nuestra frecuencia energética está en constante cambio, basándose en nuestra forma de pensar, sentir y actuar. Además, a medida que avanzamos hacia niveles superiores de conciencia y la experiencia de nuestra verdadera esencia, nuestro estado vibratorio puede cambiar.
"Estoy bien.” Yo estoy en perfecta salud. "

Parte de la práctica diaria del Dr. Dyer es la repetición de estos dos mantras. Los mantras pueden convertirse en poderosas herramientas de curación, pero tenemos que creer de verdad en ellos y asumir los sentimientos del fín deseado,aún antes de que se haya materializado. Para él, estas palabras se basan en una creencia profundamente arraigada de que el cuerpo tiene la sabiduría perfecta, el cuerpo sabe qué hacer. Su consejo es confiar y creer en el poder invisible e infinito de curación del cuerpo.

Fundamentalmente, tenemos que cambiar nuestro concepto de nosotros mismos. Esto implica dejar de lado cualquier tipo de diálogo interior, como, estoy deprimido, me siento débil, estoy enfermo y reemplazarlo por el estado saludable que deseamos se manifieste.
Esto se convierte en nuestro mantra personal y afecta nuestros sentimientos, nuestra energía y nuestras acciones.
Después de haber enseñado el arte de la manifestación durante años que él cree que los mismos principios que utilizó para ayudar a la gente, lo curarán.

La premisa general es poner la atención en lo que vamos a crear y vivir desde allí. Vivir a partir de ahí, no sólo a nivel intelectual, sino que es más importante a nivel de los sentimientos. Tenemos que obrar con sentimientos para que el deseo se haga realidad en nuestro campo de energía. Esto ayuda a cambiar esa energía o frecuencia vibracional y, posteriormente, facilita la curación a nivel del cuerpo físico. La buena noticia es que no es necesario entender cómo funciona para que funcione!

Al mismo tiempo, nos invita a recordar que no somos nuestro cuerpo físico. En nuestra esencia, somos amor puro. Para realmente sanar, tenemos que reconocer nuestra propia magnificencia y en vivir desde ese lugar de infinito poder.
Uno de los cambios más importantes de los que habla el Dr. Dyer,con respecto a lo que lo ha llevado el tener cáncer es... el despertar del deseo de servir, ser más amoroso y generoso, sin las necesidades del ego de ser agradecido o apreciado. Él lo describe como "dejar crecer lo Divino dentro de ti". 

Vivir con cáncer para él significa vivir desde un lugar de amor puro e incondicional y gratitud. Esta nueva perspectiva es en gran parte, a lo que el Dr. Dyer cree que su cáncer lo ha llevado y lo que ahora puede compartir con el mundo. El amor puro es probablemente su herramienta de sanación más potente y él afirma que se ve y, lo que es más importante aún, se siente mejor de lo habitual.
"Tenemos infinidad de posibilidades y todo lo que tenemos que hacer es recordarlas".

Citas
«Puedes mirarte a ti mismo con ojos nuevos y abrirte a nuevas experiencias que nunca llegaste a pensar que podrían estar dentro de tus posibilidades como ser humano, o puedes seguir haciendo las mismas cosas, de la misma manera, hasta que te entierren.»

"Si crees totalmente en ti mismo, no habrá nada que esté fuera de tus posibilidades".

"Hay una gran mentira, y es decir que somos limitados. Los únicos límites que tenemos son los límites que creemos".

"El ahora es todo lo que hay, y el futuro es simplemente otro momento presente para ser vivido cuando llegue"

"El último traje que usas, no tienes bolsillos"

"La forma más elevada de ignorancia es cuando rechazas algo sobre lo que no sabes nada"


Fuentes: Wikipedia - Palabras del Dr. Dyer, traducidas del inglés, por Tahita http://saludyconsciencia.wordpress.com/